miércoles 02 de diciembre de 2020 - Edición Nº728

Provincia | 10 sep 2020

Tras los anuncios de aumento, se diluye la protesta policial

La concentración de policías llegó a su fin en los puntos de concentración más importantes: Puente 12, Adrogué y La Plata.


Los policías bonaerenses que mantenían la protesta por aumentos salariales en diferentes puntos de la provincia comenzaron este mediodía a retirarse luego del anuncio realizado por el gobernador Axel Kicillof, por lo que casi no quedaban esta tarde focos de reclamos.

Por la mañana, el Gobernador anunció el incremento a $ 44.000 del sueldo inicial de un oficial y el aumento a $ 5.000 del plus por uniforme. Si bien algunos pedían una suba mayor (hasta $ 60.000 de bolsillo sin adicionales), la mayoría de los oficiales presentes en las protestas retiraron los patrulleros de los puntos neurálgicos y despejaron la zona.

En Puente 12 (La Matanza), muchos de los que seguían el reclamo frente al comando operativo de la Provincia aplaudieron al escuchar el anuncio de aumento, y lentamente comenzaron a dejar el lugar. Pese a ello, algunos oficiales pedían continuar allí hasta ver cómo iba a instrumentarse el acuerdo y pedían una “mesa de negociación”.

 

 

Allí había circulado por la mañana que el Ministro de Seguridad, Sergio Berni, había firmado un compromiso de no sancionar a quienes protestaban. Pero aún no hay una confirmación oficial que respalde la versión. El titular de la autodenominada “Defensoría Policial”, Luis Tonil, había asegurado que “hay un compromiso del ministro Berni de que no va a haber sanciones para los que levanten la protesta. La levantamos en el tiempo acordado y listo”. 

En Adrogué (Almirante Brown), el lugar donde comenzó la protesta, los policías levantaron el corte que llevaba más de 3 días y las cuadrillas municipales habilitaron el tránsito. En el lugar no quedaba ningún registro del reclamo. 

En La Plata, la protesta que se desarrollaba en la sede de la Departamental Sur también se terminó, pese a la arenga de un manifestante, que subido a un patrullero gritó que el incremento estaba “lejos” de los $ 60.000 de piso que se reclamaba.

Esta mañana, Kicillof anunció que el sueldo de bolsillo de un oficial ingresante aumentaría a $ 44.000 (actualmente recibía $ 33.000 más $ 4.000 de un aumento “a cuenta”) y que el monto no remunerativo para la compra de uniforme pasaría a $ 5.000. En tanto, incrementó las horas extra de $ 40 a $ 120.

Nicolás Masi, secretario general del autodenominado Sindicato de Policías bonaerenses, aseguró tras el anuncio: “No es el reclamo que se está haciendo pero por lo menos hay una respuesta. Esta respuesta se podría haber dado el lunes. El aumento que dio estaba en las arcas de la Provincia. Estamos lejos de lo que pedíamos, que era un sueldo de bolsillo de 60 mil pesos”. (DIB)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias